Padre, yo quiero a un mineru