Da la vuelta, María